El impacto de la economía digital en el comercio

La Cámara Argentina de Comercio y Servicios elaboró un informe sobre economía digital. En él se detallan las nuevas tendencias y los cambios que ya se vienen asomando de la denominada “cuarta revolución industrial”.
Estos son algunos puntos a resaltar de dicho informe:

¿Qué es la economía digital?

La Economía Digital se refiere a la convergencia de diversas actividades intersectoriales relacionadas con las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TICs), incluyendo industria y servicios de software, telecomunicaciones, desarrollo tecnológico y de internet y otro tipo de actividades que encuentran nuevas facilidades para su producción a través de internet, incluyendo el masivo despliegue de infraestructura de redes que le da sustento.

En la actualidad, estamos viviendo un proceso histórico en el desarrollo mundial de la economía liderado por los sectores mencionados, con una capacidad dinámica para generar valor agregado a su producción en grandes niveles. Considerando a este proceso como la Cuarta Revolución Industrial o Revolución 4.0

Otro elemento importante es la digitalización, un proceso que privilegia el trabajo y uso de la virtualidad en la red. Dicho proceso supone nuevas formas de relaciones sociales, políticas y económicas. Además de cambios en los modelos de negocios, en relaciones laborales, entre otros, podemos observar transformaciones en servicios digitales que los gobiernos ofrecen a los ciudadanos.

¿Qué son los servicios basados en el conocimiento (SBC)?

Este tipo de servicios se distingue porque el valor agregado de su producción es dado a partir del conocimiento. Así, en países como Argentina la creatividad y el talento de su gente traccionan e impulsan el crecimiento.

En Argentina estos servicios vienen en alza, con creciente cantidad de empresas, empleos registrados, participación en el producto nacional y en capacidad exportadora. En definitiva, existe un potencial importante en el que Argentina puede ubicarse como referente de la región.
Para impulsar su desarrollo se requiere de políticas que, por un lado, promuevan la educación y el avance científico- tecnológico teniendo en cuenta que el capital humano, las destrezas y habilidades son las generadoras de riqueza. Por otro lado, políticas de perfeccionamiento de infraestructura y sectoriales para la promoción empresarial que fomenten tanto el mercado interno como externo, afectando positivamente la demanda en consumo y exportaciones.

En este momento, el país tiene una fuerte posición en el sector de las TICs. Podemos tomar como ejemplo la cantidad de empresas Unicornio –con una valoración superior a los US$ 1.000 millones– radicadas en Argentina, son 5 en total: Auth0, Globant, Mercado Libre, Despegar y OLX.

¿Cómo estas tecnologías impactan el comercio?

El desarrollo de la Economía Digital trae aparejado grandes cambios en las relaciones sociales, principalmente laborales y de consumo, lo que impacta directamente en la forma de venta y promoción de los productos que se comercializan. Asimismo, la implementación de nuevas tecnologías podría “facilitarle la vida” a las empresas aumentando su productividad global y reduciendo sus costos.
En este sentido, a través del uso de herramientas de internet se reduce el costo marginal para nuevos emprendimientos o líneas de negocio, tendiendo éste a cero. Dado que el componente inercial de este modelo es el conocimiento, la innovación toma mayor peso que en el pasado a la hora de construir estrategias de negocio.

Podríamos afirmar que la economía digital es Pro-Consumidor, ya que éste adquiere más y mejor información para tomar decisiones. Entonces, los datos, la información y el conocimiento son características esenciales de este modelo que actuaría como mediador de las relaciones de consumo.
Finalmente, la integración global de la red permite ampliar el negocio más allá de los límites fronterizos, creando una comunidad abierta, sencilla, rápida y segura.

Dibujando el futuro digital

Las industrias de venta al por menor y de bienes de consumo cambiarán más en los próximos 10 años de lo que han cambiado en los últimos 40 años. Una fuerza principal es la responsable: la digitalización. Y ya ha comenzado a ayudar a las empresas de todo el mundo a hacer realidad sus estrategias de negocio.
A medida que lea este artículo, una ola digital se encuentra en camino que podría traer un valor acumulado de USD
$2,95 billones para el 2025 para la industria minorista. Accenture Strategy ve cuatro motores principales del éxito hasta el 2025: acciones que las empresas líderes puedan implementar y que son fundamentales para el éxito de las empresas de consumo. Todas estas empresas se alimentan de la digitalización, que será la herramienta clave que los líderes de la industria utilizarán para su transformación durante la próxima década y en adelante.
CON BILLONES DE GANANCIAS POTENCIALES EN JUEGO DURANTE LA PRÓXIMA DÉCADA, LOS LÍDERES DE BIENES DE CONSUMO Y MINORISTAS IMPLEMENTAN 4 COSAS PARA ESTAR EN SU MOMENTO DE AUGE.

Los líderes usarán la digitalización para entender y conectar con sus consumidores

Mientras que en la superficie parece que los minoristas y las empresas de bienes de consumo envasado han realizado esto durante años, entender al consumidor es más importante que nunca porque ese mismo consumidor tiene más opciones de productos que nunca. El consumidor promedio tiene acceso global a más de mil millones de productos. La elección de productos ha aumentado exponencialmente en los últimos años, a medida que nuevos jugadores y competidores tradicionales luchan por un porcentaje de los consumidores. En todos los departamentos de venta minorista medidos, se introdujeron en el mercado más de 114.000 productos nuevos durante los tres primeros trimestres del 2016. En la actualidad, hay un 11% más de artículos disponibles en el departamento de alimentos promedio que en 2012.
La consecuencia de este campo de juego más amplio ha generado una lealtad más frágil de los clientes con estándares que siguen aumentando: desde preferencias sobre materias primas de origen responsable hasta entregas rápidas. Para ganar en este campo, los minoristas y las empresas de bienes de consumo empaquetados se deben convertir en maestros de las palancas tradicionales (costo, elección y conveniencia), pero también dominar la experiencia estelar del cliente. Esto no es sencillo y requiere una gran cantidad de datos de consumidores y Touchpoints. Las tecnologías digitales, sin embargo, pueden ayudar en todas las áreas del negocio, desde la personalización hasta la entrega puerta a puerta.

Fuente: Cámara Argentina de Comercio y Servicios.

Lee el informe completo acá: http://bit.ly/2YwEU2u